lunes, 26 de marzo de 2007

RECONSIDERANDO LA FOTOGRAFÍA I

Todas las máquinas son extensiones del cuerpo, la cuchara por ejemplo, sirve para extender la mano, para lograr cosas que los dedos no pueden lograr de manera tan fácil, las pinzas no son más que la aceptación de que con las manos no se puede apretar tanto como para dar seguridad, los zapatos extensión de los pies, extienden la piel que cubre los pies y hace que cada paso sea más cómodo, las máquinas perfeccionan lo que lo cultural no alcanza a entender, a la pintura le sigue la fotografía, a ésta las películas, después películas con sonido, luego con efectos, la idea es perpetuar algo que los sentidos no pueden, la fotografía, decía Octavio Paz “sirve para recordar lo que la memoria no puede”, pero no sólo lo recuerda, sino que lo reduce, lo plasma, la verdad, es que la fotografía con toda la polémica que esto pueda causar tiene poco o nada de objetiva, la imagen seleccionada es producto del arbitrio del fotógrafo, pero la imagen no sólo sirve para recordar sirve para documentar, para evidenciar, hemos visto cientos de minutos con niños llorando, nuestros padres los vieron de niños llorando, al menos los escucharon, pero nada sensibilizó más a la gente que una foto en tomada el 8 de Junio de 1972, donde una niña corre horrorizada después los arrojos accidentales sudvietnamitas de bombas de Napalm.













Hay fotografías que por su testimonio, se quedan clavadas en la memoria, algunos las preferirían con sonido y movimiento, pero la fotografía permite al espectador inventar escenarios, claro está, no valiéndose sólo de su arbitrio sino además de la guía que el fotógrafo otorga.

Tenemos películas, tenemos increíbles novelas, tenemos grandiosos discos, hemos tenido preciosas amantes, fiestas inacabables, pero de ellas, de todas ellas al final seleccionamos una imagen y ella estructura todos los recuerdos que de ahí emanan, acuérdense por ejemplo de su última discusión fuerte, lo primero que se viene a la mente es una imagen congelada: ella gritando, la botella cayendo, el puño alzado, el llanto asomándose. Después, reconstruimos un pequeño pedazo a partir de esa imagen con la consigna de que sea siempre hacia adelante, con esa construcción podemos jugar y atrasar o adelantar los recuerdos, como si tuviéramos un control a distancia, pero estos recuerdos borrados por el tiempo y sólo quedan los nombres, pero de ellos hablaré después.

Las imágenes se quedan tatuadas en la mente, nos recuerdan y nos remontan, nos dan mayor sensibilidad que casi cualquier otro medio, nuestras casas tienen más fotos que videos: los quince años, los tres, el bautismo, la boda etcétera.

Casi siempre nos referimos a la fotografía como un objeto artístico perteneciente a la familia de las Bellas Artes, pero olvidamos que también es un registro visual de un acontecimiento desarrollado en un lugar y en un tiempo especifico e irrepetible, Emilio Luís Lara propone que es importante comenzar a pensar en términos de hacer historia con fotografía y nos sólo historia de la fotografía.

Con esto no se coquetea en ningún momento con quitarle el sentido artístico a la fotografía, sino que por el contrario, lejos de quitarle la idea es otorgarle un nuevo sentido, no sólo ensalza la realidad haciéndola bella o ridícula, sino que además documenta históricamente.

Susan Sontag (1981) destacará el papel documentalista de los fotógrafos norteamericanos del último decenio del XIX, pues éstos, alimentados por la moral característica de las clases medias, fotografiaban las clases marginales de los suburbios, con el aparente fin de obtener unos documentos humanitarios: concienciar a la población de la existencia de bolsas de marginalidad para favorecer, mediante la acción de la caridad, a esos seres humanos; pero también, esas barriadas marginales, que mostrarán las duras condiciones de vida de los obreros, eran asimismo decorados formidables desde un punto de vista estético.

Los niños fueron empleados en la industria textil, en las minas, en la industria siderúrgica












El cartismo y el ludismo.




sábado, 24 de marzo de 2007

No todo es buscar ideas,

Esta vez, cambiaremos un poco de dinámica y nos pondremos a relajar, bien, es sábado, la película fue mediocre pero la compañía como siempre genial, he llegado con ganas de seguir relajado, tranquilo, con ganas de reír, pero no quiero hacerlo solo, por favor chequen este post.

PERO ANTES UNA PEQUEÑA INTRODUCCIÓN.

Definitivamente todos hemos notado que hay gente reaccionaria en todas las sociedades, hemos notado que existen grupos que pretenden conservar cosas que sencillamente han dado lo que tenían que dar y ahora sin duda están caducas, ideas como mujeres en la casa, hombres fuertes y ebrios con pistola en mano, niños que no pueden pensar o hacer nada hasta que alguien les permita hacerlo, ideas de ese tipo nos sorprenden todos los días, es cierto, pero las nuevas generaciones tienen que pedir permiso para ir al baño, las mujeres en algunos lugares deben de usar prendas largas a pesar del calor infernal que pueda hacer, los hombres no pueden llorar y las madres deben de sufrir el dolor tranquilas. Sin embargo, frente a esas ideas existen otras que irrumpen la paz o el orden que pretenden dar las otras al imponerse como ciertas, estas ideas subversivas se basan en la radicalización de los argumentos de los reaccionarios con dos finalidades: la primera mostrar un total desacuerdo y la segunda, ridiculizar los juicios anacrónicos. Navegando he encontrado este claro ejemplo, que sin duda nos hará reír a montones, pero también pensar: ¿tu con cuál te quedas? Ja…






Pasemos a la otra versión. Yo no lo quiero aplazar.

jueves, 22 de marzo de 2007

COMUNICAR LO QUE AÚN NO CONOZCO .


Alguien me ha dicho que estoy con esta histeria porque no he tenido tiempo de platicar conmigo, la verdad, aunque esta imagen es de lo más común, no he sabido dilucidar con detalle lo que sea “encontrarme”, la imagen primera es estar vagando con una mochila al hombro, la playa es el lugar por excelencia para decir: quiero estar solo, seguido de las montañas y así hasta llegar a las grandes ciudades, donde de cualquier manera estaré solo en el sentido de anonimato profundo, empero los dólares que son necesarios para emprender el viaje en búsqueda de mis ideas o de mi persona no son los suficientes siquiera para entrar a un cine cómodo, es más no creo que tenga mucho sentido cambiar mis pesos por dólares si al final seré desplazado por las agencias que promocionan viajes baratos.

La conciencia, es decir lo que me constituye como persona, ese chícharo en el oído que me guía en el actuar, es resultado según algunos de mi historia de vida, somos víctimas de nuestra educación, actuamos con estructuras definidas que dan una valoración moral a nuestras acciones. Para que acceda a mi conciencia se hace necesario pensar mis pensamientos, y a ellos sólo puedo acceder por ellos mismos, es como el acto de comunicar: en la teoría de la acción, aunque con fallas como evidenciaran Joas (respecto a Habermas), para comunicarme en cualquier situación, lo que hago, de manera inconciente e inmediata, es evaluar la situación en la que me encuentro: la escuela, en un salón, con mis suegros, con mi novia en una situación incómoda, con mi familia, después elijo el lenguaje que más convenga: no hablo igual con mis amigos que con mi jefa en el trabajo, me comunico con signos que son consensuados por ambos y nos entendemos, pero esta comprensión se deriva solamente de que un tercero comprenda lo que los otros dos comentamos, la relación con el lenguaje, con mi jefa, en este sentido no es privada, es social.



Para llegar a pensarme tengo que hacer algo similar, partir de pensar algo, y ese pensamiento me llevará a otro hasta que llegue a ideas que sólo yo conozco y que no he tenido voluntad de comunicar a nadie más, para creer que son reales tengo que sacarlas de su “contexto natural” y ponerlas en un impasse, es decir dudar de ellas, pensar que son producto de la cultura y no de mis ideas reales, puede ser que no piense que hay minorías sociales en realidad, empero, tengo problemas por ejemplo con los homosexuales porque es algo que he aprendido en la escuela católica donde estuve trece años, al llegar a este momento descubro que mis ideas también se desprenden de mi personalidad, no son sólo resultado de mi vida, sino también de lo que acredito como cierto, ahí encuentro a la persona, no al mi ni al yo, encuentro lo que constituye mi ser, no lo que otros exigen de mi, pero tampoco lo que yo me exijo como persona, no encuentro el buen estudiante-excelente trabajador que pretendo ser, pero tampoco el escritor escondido que me dicen soy, encuentro ideas que son propias y que de alguna forma rigen mis decisiones en los momentos difíciles. En ese momento, que puede tardar horas, meses o años, descubro categorías en mi conciencia que me permiten ordenar mi mundo, darle coherencia, si le doy orden lo puedo comunicar. Ahora que lo pienso, algún día lo voy a hacer para comentarles el verdadero motivo de hacer este blog tal vez así lleguemos a alguna conclusión.

sábado, 17 de marzo de 2007

paliativo

Navegando en mis horas de ocio, las que están entre la tarea, el trabajo y las relaciones personales, he encontrado algo que algunos se aterverán a nombrar venganza, yo no, no creo en que sea posible una venganza de esta manera, de cualquier forma tengo que aceptar que si me sirve de placebo, me cura un poco las heridas de haber sido recheazado en una universidad por no hablar cien por ciento de inglés, al menos, pienso, no todo son las encuestas de televisa.

Parto de la sádica idea de que no hay humor sin dolor ajeno, y es cierto, no nos reimos si la bicicleta se cae al piso por un soplo de viento, nos reimos si la bicicleta cae por el mismo soplo de viento, siempre y cuando el jinete esté descuidado.

Al parecer los "gringos" no tienen idea de lo que están haciendo, estoy cierto que ignoran las acciones de su gobierno y que consideran las invasiones como un proceso de emnaciapación de los pueblos denominados subdesarrollados los sociologos lo explican como resultado del hacinamiento del que son víctimas, las fronteras no los protegne como piensan, digo, las fornteras llenas de muros o alambres, o cámaras y soldados, sino que por el contrario los aislan, el "gringo" promedio ignora lo que pasa fuera del país, lo que permea, lo que está socializado, es lo endogámico, tenemos un aparato de comunicación que diseña los senderos por los cuales se moveran nuestros sujetos, y, tenemos unos sujetos que aceptan sin chistar dicha imposición, la TV RULES, nadie lo duda, de ella se desprenden los tipos ideales weberianos de comportamiento, si mal no recuerdo, Savater trata el tema en las preguntas de la vida, o si estamos en la lógica de racionalizar todo de manera impenetrable, lo podemos abordar desde Lacan, este autor francés dira que tenemos que difernenciar entre el yo ideal y el ideal del yo, el primero subjetivo y el segundo derivado de la internalización.

Pero me dejo de etiquetas y les dejo con algo que tal vez resuelva la duda inicial. ¿cuántos lados tiene un triangulo?




domingo, 11 de marzo de 2007

Psicosis paranoica


No tengo idea de que acontece, sencillamente estoy cierto de que algo no anda muy bien, pretendo culpar a mi organismo pero no me da motivos, claro, salvo ascos perennes o ruidosas flemas todo está en orden, mis piernas responden, mi estómago esta en perfectas condiciones, entonces, considero que es posible que me afecte algo como el dinero, pero si bien mi cartera nunca ha estado repleta esta vez tiene más que otras, tengo hasta para algunos lujos, no los más, pero algunos.
¿Amigos? puede ser, siempre han sido pocos pero este año se han mostrado fieles a las circunsatncias, así que culparé al destino, ese traje negro mal colgado, ese perro saltando la baranda para asustar a un estúpido en bici, sí, a eso voy a culpar no me interesa más, no quiero siquiera pensar en lo que acontece, no tiene caso, ¿para qué? mañana estaré igual o peor, de seguro tendré más pretextos para volver a esta soledad incomoda, y si no mañana, seguro que en la noche, estaré de nuevo frente al ordenador batallando con mis pueriles ideas, he leido las maneras de aumetar el poder de mi mente pero sólo consigo no dormir, así que por hoy basta de quejas, mañana tendré que iniciar con la misma actitud la misa santa rutina. al diablo.

lunes, 5 de marzo de 2007

locura


Nada más complicado que darle formato a algo que se le niega a la razón, tengo más de tres horas intentando colocar una foto personal y no algo que sale en la más pueril búsqueda en Internet, alguien sabe como hacerlo? espero la respuesta sea pronta y con solución pertinente. Por lo pronto permitanme comunicarles mi más sentido pésame ante la pérdida del buen juicio operado por el amigo escritor alejado no sólo de la realidad, sino del entorno inmediato en donde los amigos y enemigos escapamos de su concepción, centrada sólo en la posibilidad de publicar en todas las revistas que se editan en el país. de VERDAD anexo a este post mis condolencias a los deudos, y claro, al propio escritor que se encuentra bajo la égida de su endeble mujer, recordemos que la locura, a pesar de que se esgrima lo contrario en varios foros, de ninguna forma exime la razón, entendamos que el "loco" sufre por sus certezas, igual que el que pretende volar pues se asume cabalmente como un pájaro, el intelectual que se asume como tal sin llegar a serlo sufre por su certidumbre, el paranoico está convencido de que alguien lo sigue y sufre de manera racional ante la imposibilidad de demostrar empíricamente o mejor dicho, de exponer de una burda manera a su persecutor.

El loco sufre de manera inexplicable, el que se siente asediado no puede responder ante las dudas, la idea del mundo de la vida, no es tan cobarde como la manejamos en nuestras aulas matutinas, el mundo de la vida, reducido de manera simplista a la cultura, es el que otorga sentido a lo existente através de la concientización del objeto, al que se llega sólo por la nominación o conceptualización del mismo.

El loco pierde el contacto con lo circundante inmediato y ante la imposibilidad de racionalizar de manera sistemática su certeza, se comporta de forma tal, que la conciencia que da sentido al actuar humano no lo logra comprender y deriva en acciones anómalas. El loco hace todo, actua como no lo pretendió, deshace, usa la ciolencia o la pasividad extrema, dibuja, grita, arranca o golpea, pero nunca, en ningún momento el loco traiciona su certeza.

BIENVENIDO a un lugar donde poco ENCONTRARÁS, bueno NaDa. SUERTE



Hoy he tomado una inefable decisión: mi ego por un lado, la falta de interés en la teoría de la acción comunicativa de Habermas por el otro, me han orillado a utilizar mi escaso y baratísimo tiempo para diseñar un blog, la verdad no tengo una idea bien definida de lo que quiero hacer en este espacio, la pasión que me mueve en gran parte es la literatura, y claro, no podría prescindir de la música, así que bienvenidos a un espacio que pretende proponer en algún campo, nadie o casi nadie leerá, espero sin embargo comentarios o sugerencias.