martes, 17 de julio de 2007

¡¡QUE NO LE DIGAN, QUE NO LE CUENTEN!!

Sigue pasando lo que ha pasado. Las cosas parecen anquilosadas y nadie o casi nadie nos atrevemos a hacer algo. Insisto: NO CREO EN EL DESTINO COMO FATALIDAD COMO LO HACÍAN LOS GRIEGOS.
Si no ¿para que escribiría?






Pinche en cada imagen para hacerla más grande.






domingo, 15 de julio de 2007

otro lugar

Hay veces queridos lectores, en que sencillamente busacamos en el lugar equivocado.

No creo en el destino como fatalidad. La libertad es la misión. El humano modifica el curso de los hechos.

Lo anterior funciona, pero dejemosle algo al azar.