jueves, 19 de junio de 2008

Woody Allen


Woody es un señor feo, de grandes gafas y cara triste, de esos que puedes ver en cualquier lugar y sabrías de inmediato que el ganador de la apuesta serías tu.

A veces imagino personajes como Woody: los veo, llego a su lado y les grito que se paren para que me siente en el lugar que ocupan en el metro aunque haya varios asientos vacios.

Pero las apariencias engañan y este señor tiene muy buen humor, y cuando lo lees, lo escuchas u observas sus filmes no haces más que reír y en algunos momentos pensar.

Pensar por ejemplo ¿qué se sentirá casarte con tu hijastra?, ¿le pedirás que use algo de su madre? etcétera.

Cuando empezaba su carrera trabajaba para periódicos de poco tiraje (igual que Bukowsky) y en alguno de ellos dijo esto:


ES IMPOSIBLE VIVIR LA PROPIA MUERTE CON OBJETIVIDAD Y ADEMÁS, CANTAR UNA CANCIÓN


EL UNIVERSO NO ES MÁS QUE UNA IDEA TRANSITORIA EN EL PENSAMIENTO DE DIOS. ES UN HERMOSO PENSAMIENTO, AUNQUE BASATANTE INCÓMODO, SOBRE TODO SI ACABAS DE PAGAR EL ANTICIPO DE UNA CASA


OJALÁ VIVIERA DIONISIOS ¿DÓNDE COMERÍA?


Allen es un provocador por excelencia, es su trabajo buscar el enojo de los otros, el hacer que las instituciones que creemos inquebrantables se hagan trisas y la fórmula es símple: conocer del tema para ironizar sobre él, así el que se casó con su hijastra pone en tela de jucio a Freud y a Kant.

Por cierto, le gusta el jazz:



así que pos hay que darle una revisadita, no es para rendirle culto, pero si reconocer su trabajo.

miércoles, 11 de junio de 2008

Salero

Una de las amigas más decentes que tengo a esta hora está sufriendo en el trabajo, sé que odia a los masones, sé que odia a los hijos de los masones, por lo tanto sé que le molesta de sobremanera que los masones le den ordenes, así que justificando una nueva entrada y mandando un saludote a la señorita salero, le dejo una selección de videos de osos, los dos primeros graciosos, el tercero para pensar.

SALERO ya mero la celebro, y sí, los pandas son huevones como tu



Panda Has Sneezing Fit - Awesome video clips here



lunes, 9 de junio de 2008

Emociones

Generalmente rechazamos las invitaciones para ir a escuchar música de cámara, preferimos un concierto al aire libre o la compañía de nuestros inseparables ipods. Sin embargo, gente inteligente ha buscado la forma de hacer más atractiva la invitación para escuchar ciertas orquestas.

Cuando era pequeño en clase de apreciación musical soslayaba el tema, y las variaciones del tema para cerrar los ojos e imaginarme lo que podía hacer al ritmo de tal o cuál sinfonía. A veces mataba a mis profesores con saña, otras sólo caminaba y mis sombra iba creciendo hasta dibujarme como un fuerte super héroe...

Ahora me da flojera cerrar los ojos y escucho con atención el tema y las variaciones del tema, si está resuelto o no y suelo molestarme cuando tengo la sensación de incomlitud.


El caso es que encontré este video y tuve la necesidad de compartirlo con ustedes
de compartir esta invitación


miércoles, 4 de junio de 2008

Hambre




¿Qué significa literatura en un mundo que sufre
hambre? Como la moral, la literatura necesita
ser universal. El escritor debe entonces, colocarse
del lado de la grande mayoría -billones de hambrientos-
si lo que quiere es dirigirse a todos y ser leído
por todos.

Jean Paul-Sartre



En cada lugar me esperaba el hambre; delante de cada
hambre me esperaba la sed.

André Gide


El vientre es la base sólida: el pan, el vino y la carne
deben preceder todo, pues, sólo con pan, vino y carne se
puede dar existencia a Dios.


Nikos Kazantzaki



Pasarán siglos y la humanidad proclamará
gracias a su saber, y a su ciencia
que no existe el crimen y, en
consecuencia tampoco existe el pecado
-que sólo existe el hambre.

Fiedor Dostoievski

domingo, 1 de junio de 2008

Kevin Carter


Estaba leyendo algo sobre la ética y las campañas de Benetton en la fotografía,esas donde un niño blanco toma la mano de una niña negra, o alguien llora la muerte de un joven paciente con sida.

En este debate de la ética, entra la foto más famos de Kevin Carter, esa en la que un buitre espera paciente muy cerca de un niña desnutrida. Falta de fuerzas para continuar la pequeña toca el suelo con las piernas ya sin fuerza gracias al calor, el hambre y la sed. El buire, como toda ave de rapiña espera que la víctima caiga para hacer de ella un banquete.

Esa es más o menos la descripción que el fotógrafo hace de su obra. Kevin se encontraba en Sudán para hacer un reportaje del impacto del conflicto por el control estatal en 1993. Igual que el Buitre, Carter fue paciente y siguío sin prisa cada uno de los remolinos que dicha ave describía en el cielo, hasta descubrir esa tragedia humana.

No se sabe muy bien que es lo que hizo nuestro fotógrafo después de hacer la toma, lo que si sabemos es que la foto le valió el Pulitzer de fotoperiodismo en 1994 y que poco después optó por el suicido a los 33 años de edad.


El debate ético entra en la parte en que temenos que cuestionar si la foto es digna o indigna, a la postre de que Carter pudo haber soslayado la toma e intentar hacer huir al vil pajarraco.

Carter no pudo más con el debate y se mató, no obstante haya, o no haya espantado al buitre, la foto es una toma que tiene algo dentro, un grito de ¡basta! que ha servido señores y señoras, para crear conciencia, más de alguno de ustedes, al menos eso espero, tendrá que quitarse el velo de lo prohibido y procurar alcanzar otro grado de humanidad, otro escaño en el que los buitres no coman más niños.