martes, 9 de septiembre de 2008

Divinidades


Hoy me mandó un mensaje una amiga caracterizada por su cristianismo recalcitrante, pensé en mandarle un mail en lugar de responder por celular, al final nada hice, me quede pensando en la necesidad de hablar sobre Dios con ella.

No obstante estoy claro que se negará a diestra y siniestra, lo hemos hecho antes y nunca termina bien, generalmente ella corre a un templo y yo al internet o a alguna cantina cercana.

Ella dice que Dios es escencialmente bueno, Bernard Rusell no piensa lo mismo, yo tampoco. pensemos-dice Rusell- que Dios es el motivo de la bondad y de la maldad, sin él, ni el bien ni el mal existirían, de forma tal que esta dicotomía es algo superfluo para Dios.

Así que concluyo diciendo que calificar a Dios como escencialmente bueno, es, en sentido estricto una contradicción...

No hay comentarios: