jueves, 30 de abril de 2009

De que los hay los hay

Una estilista es sospechosa de mantener en cautiverio por dos días y como esclavo sexual a un hombre armado que intentó asaltarla en un salón de belleza de la región de Kaluga, en Rusia.
Según los reportes del sitio The Moscow Times, un hombre identificado como Víktor, de 32 años de edad, entró a la estética con pistola en mano y le ordenó a las trabajadoras y clientas del lugar arrojarse al suelo y que le entregaran el dinero.
Cuando esto ocurría, una de las estilistas de nombre Olga, y 28 años de edad, se ofreció a entregarle el dinero al delincuente, pero con un súbito movimiento de artes marciales logró someterlo y arrastrarlo, atado de manos, hasta la bodega trasera.
Una vez controlada la situación, Olga indicó al resto del personal volver a sus labores, asegurando que ya había llamado a la policía y que en cualquier momento estarían en el lugar.
Para sorpresa de Víktor, la tarde se hizo noche, la policía nunca llegó y todos los clientes y trabajadores habían dejado el lugar. Fue entonces cuando Olga lo esposó y espetó un "quítate la ropa interior".
Las declaraciones indican que la estilista amenazó a Víktor con denunciarlo ante la policía si no le permitía hacer todo lo que ella deseara. Luego, lo esposó y le dio algo de Viagra y se divirtió con él durante las próximas 48 horas.
Cuando al fin fue liberado, el ladrón acudió a un hospital para ser atendido por lesiones en sus genitales, y posteriormente a la policía para demandar a Olga por agresión sexual.
Por su parte, cuando la joven rusa recibió la notificación se mostró indignada pues, en su opinión, había sido muy amable con él a pesar de que previamente intentó robarle.
"Qué idiota. Sí, lo hicimos algunas veces, pero le compré un nuevo par de pantalones, lo alimenté, le di de beber y hasta algo de dinero cuando lo liberé", declaró la estilista.
Luego, Olga acudió con la policía para esta ver demandar a Viktor por asalta a mano armada.
"No sé qué va a pasar. Podríamos enviar a los dos tras las rejas: a él por asalto y a ella por violación", dijo uno de los oficiales de policía que analiza el caso.








fontana: periòdico el universal

miércoles, 29 de abril de 2009

Mmmta



En un colmo de mala fortuna por doble partida, he regresado a la casa de mis padres para mitigar el dolor.




Primero, la psicosos de la influenza me hizo sacar mis ahorros para irme a la playa (hasta acà todo està bien), pero al llegar descubro que todo es màs caro y que no hay una sola mujer que use bikini, incluso no hay una sola mujer que use traje de baño, carajo ni siquiera pude ver a una sola mujer sin cubreboca azul..




Segundo, cuando decido tomar el camiòn para visitar a mis familiares encuentro que todo està vendido, que no hay plaza para dentro de varias horas y que es un autobùs que tiene lugares justo donde no se ve la tele, lo tomo, espero y descubro que no llevo cubre bocas, es decir, no mujeres, no playa, no tele, no cerveza (que pinches cara es la cerveza playera cuando hay contingencia sanitaria) y para colmo no cubre bocas.




Ya estoy seguro, con chamarra y agua de limòn, ademàs tengo solucines para la falta de cubre bocas, pero la neta, la neta, ya no se ni que creer.






viernes, 24 de abril de 2009

Voltaire


Buscamos la felicidad -escribio voltarie-, pero sin saber dónde, como los borrachos buscan su casa, sabiendo confusamente que tienen una.

miércoles, 22 de abril de 2009

Acto Fallido


Freud estaba descuidado, esperaba algo que no sabemos que es, de hecho no importa, sentado y paciente sobaba su cigarro, alguien lo vio, eso si importa, cuando Freud sintió la mirada maliciosa de aquél que tenía en frente dijo:

A VECES UN CIGARRO NO ES NADA MÁS QUE UN CIGARRO.

domingo, 19 de abril de 2009

Pásele pásele

El padre de la niña que hizo la primera parte de la famosísima "Slumdog Millionare" dirigida por Dany Boyle, ha decidido que su hija merece un futuro que él no puede dar, por eso a partir de la semana pasada usted puede entrar a la puja por ser el "DUEÑO" de Rubina (así se llama la chiquilla)

Y es que el Rafiq Qureshi sabe que la vida real de la India está más cercana al infierno, esgrime que es una especie de adopción, donde lo que se pide como prenda es tan sólo un millón de Rupies algo así como 3 millones ochocientos mil pesos mexicanos.

El señor dijo "Tengo que considerar lo que es mejor para mi, mejor para mi familia y sobre todo para el futuro de Rubina"




¿dónde estará madona?

sábado, 18 de abril de 2009

South Park en méxico

La serie estadounidense South Park transmitió un capítulo en la Unión Americana donde alude al presidente de México, Felipe Calderón Hinojosa. El capítulo pudo verse el pasado 15 de abril en la temporada 13.

En el episodio señalan al mandatario de malgastar ‘dinero espacial' robado, después de que los gobiernos de la Tierra decidieran esconder y repartirse el botín, el cual fue robado a su vez a un extraterrestre y deciden no devolverlo a la policía espacial.

El plan va conforme a lo planeado, cuando se descubre que el gobierno mexicano gasta parte del dinero en 32 hospitales y siete parques acuáticos, en alusión a las albercas que instaló el gobierno del DF para la temporada de verano).

Los gastos que realizó México llaman la atención de la policía espacial y llegan a la tierra para investigar el gasto, ya que consideran imposible que un país tan pobre haya podido construir todo eso.

Tras el interrogatorio a uno de los habitantes de una comunidad de la Tierra, uno de ellos llama por teléfono a Calderón para regañarlo y reclamarle por el despilfarro del dinero antes de tiempo.

Es en ese momento cuando la imagen caricaturizada del mandatario mexicano aparece en una oficina, relativamente pobre, con un ventilador de escritorio dañado, viejos archiveros con papeles desordenados, y cuarteaduras en las paredes; con el fondo de un parque acuático a través de una ventana.

Tras este mal ejemplo que hizo el gobierno mexicano, inmediatamente otros países hacen lo mismo y es Japón el siguiente en hacer mal uso del capital extraterrestre y deciden construir robots gigantes.





FUENTE: el Universal