lunes, 25 de enero de 2010

Kapuscinsky

A los doce años, cuando James Joyce escribía largas cartas repletas de aliento poético, Ryszard Kapuscinski perseguía vacas y no había leído un solo libro.

Crecido bajo las guerras mundiales del siglo pasado, en una Polonia atormentada por sus vecinos imperiales, las prioridades del adolescente Kapuscinski tenían más que ver con el calzado que con la literatura.

“Durante toda la guerra soñé con un par de zapatos. Tener zapatos. ¿Pero cómo conseguirlos?, ¿Qué se debe hacer para lograr un par de zapatos? El zapato endeble y roto era señal de humillación, estigma de un ser humano al que había arrebatado toda su dignidad, condenándolo a una existencia infrahumana. Tener botas significaba ser fuerte e, incluso, simplemente, ser”,



DIEGO OSORNO

4 comentarios:

Pequeña Saltamontes dijo...

¿Por eso se hizo militar?

Interesante...

Terminantemente prohibido dijo...

No esoty seguro, pero casi puedo jurar qeu Kapuscinsky nunca fue ni siquiera pensó ser militar, cubrió guerras eso sí, y se juntaba con militares para hacer su chamba pero que el fuera militar, creo que no!

Anónimo dijo...

Patrick Keenan-Devlin

Pequeña Saltamontes dijo...

Mmhh... entonces creo que lo estoy confundiendo.

Hay la historia de un militar polaco de nombre parecido que actuó como espía para EU.