jueves, 16 de diciembre de 2010

otra de ciudad juárez. Calderón jo puta

México.- Marisela Escobedo, quien protestaba desde hace más de una semana a las afueras del Palacio de Gobierno para exigir el esclarecimiento de la muerte de su hija, fue asesinada esta noche.

De acuerdo a los primero reportes, la madre de Rubí Marisol, quien vestía pantalón de mezclilla y sudadera color verde, fue ejecutada por un joven que le disparó a quemarropa en tres ocasiones, una de ellas en la cabeza.

Acompañantes de ella en la protesta, llevaron a Escobedo Ortiz a un hospital cercano donde falleció minutos más tarde.

En abril pasado un tribunal de Chihuahua absolvió en un juicio oral a Sergio Rafael Barraza, asesino confeso de su hija Rubí, quien falleció en 2008 a los 16 años de edad.

Desde esa fecha Marisela Escobedo inició una serie de protestas que incluyeron una caminata desde Ciudad Juárez hasta el Distrito Federal para exigir a las autoridades se actuara en contra del asesino de su hija.

Tras apelar el caso, el Tribunal Superior de Justicia de Chihuahua encontró responsable del asesinato a Rafael Barraza y lo sentenció a 50 años, sin embargo éste ya se encontraba prófugo. A la fecha no ha sido detenido y se ofrece una recompensa de 250 mil pesos por su captura.

El vocero de la Fiscalía de Chihuahua, Carlos González, confirmó esta noche en entrevista con MILENIO Televisión, el asesinato e informó que los hechos ocurrieron a las 20:10 horas.

El vocero de la Fiscalía detalló que Marisela Escobedo realizaba desde hace nueve días un plantón a las afueras del Palacio de Gobierno y añadió que murió 35 minutos después de la agresión por un impacto de arma de fuego en la cabeza.


fuente: periódico milenio

1 comentario:

Anónimo dijo...

Qué injusto.

Yo tuve a la señora a unos metros. No hablé con ella y sólo la vi de pasada, pero la admiré por su coraje y su valor para exigir justicia.

Era lo único que ella quería, justicia para su hija asesinada.

Pensar que tuvieron al tipo tan cerca, hubieras visto cuánta movilización hubo. Habían dicho que lo habían agarrado y que luego lo dejaron ir.

Apenas se puede creer. Ella dijo que al tipo lo declararon inocente para desacreditar los juicios orales... por pura política.

Y da coraje pensar en eso, que por los intereses de unos cuantos se deje libre a un asesino.

Da pena. Y ojalá que esos jueces terminen donde debería estar el asesino que dejaron libre y que les pese para siempre en sus conciencias la muerte de esta valiente mujer, que hoy estaría viva si ellos hubieran hecho bien su trabajo.