domingo, 13 de mayo de 2007

Otra más por el Tunick

Hoy se cumple una semana de la “instalación” del fotógrafo gringo, el boom editorial tiene otro pretexto para sacar decenas de fotos que cada vez me parecen más y más cargadas de morbo, ya no vemos ríos de gente, lo de los periódicos de hoy, son tres chicas solas cubriéndose, un tipo subido al poste. Las caras se hacen evidentes, los pezones se pueden diferenciar unos de otros, las miradas no están dirigidas a encontrase dentro de los dieciocho mil, sino a no aparecer en ellas, el anonimato se pierde y se siente el asedio de miradas pendencieras que te harán aparecer en miles de páginas con letreros obscenos.

Repito que no me arrepiento de haber participado, pero si quieren saber mi opinión sobre eso que denominan “el arte de tunick” he de decir que no me gusta en lo más mínimo, estoy así de cerca de pensar que son producto de una mente fascista; el orden a su máxima expresión, una mano arriba, no, esa no, la izquierda, eso, ahora apunten con el índice, no, no hagan señales obscenas…. Así, como el lector sintió en la primaria la represión ante los juegos de manos.

El fotógrafo desaprovechó toda la posibilidad de interactuar, vamos, de hacernos participes de “su arte”, de dejarnos jugar, de pensar lo propio, de participar en la formación de una obra, no es lo mismo una foto en el lugar de las grandes manifestaciones (artísticas, políticas, y de toda índole) con orden militar, que con la libertad que te permite manifestarte.

Y ahí, en el momento en que el zócalo se llenó de órdenes y miradas vestidas-privilegiadas desde lo alto de los edificios, presenciamos sin darnos cuenta, una cosa Horrorosa: La transformación de un espacio público, en algo privado…. Oremos por eso…

6 comentarios:

Pequeña Saltamontes dijo...

Mmhh... muchas veces pienso, y esta es una de ellas, que la naturaleza humana hecha a perder muchas cosas buenas.

Biby Cletus dijo...

Cool blog, i just randomly surfed in, but it sure was worth my time, will be back

Deep Regards from the other side of the Moon

Biby Cletus

Anónimo dijo...

Miguel, viajero solitario, buscando incansablemente lo humano en lo humano, principiando por el mismo.
Al leer tu blog te imaginè sentado frente a mi en el cubìculo y charlando de la cultura que sensibiliza, en esa otredad que complementa y reconforta.
Pienso que has abierto tu blog nadafaltodeideas, muchas si para seguir ejercitando el pensar el pensamiento, en el afàn de encontrar en la escritura el camino de la coherencia y orden al mundo para asi poder comunicarlo.
Mi comentario es general de todos tus escritos y no de uno en particular, que ademàs estoy cierta nos permitiràn seguir dialogando sabrosamente,
Anita

Dinamica dijo...

ESTE ME GUSTA... MUCHO MÁS RACIONAL... ALGÚN DÍA ME GUSTARÍA PLATICAR DE EL ACONTECIMIENTO MÁS A FONDO CONTIGO...
SALUDOS

VELFU

Ana María Fuster dijo...

Vivamos el arte, a quitarnos los disfraces, la ropa de los convencionalismos, y desnudos de todos los temores, empecemos a crear, a escribir, a soñar...
un abrazo desde el caribe

Anónimo dijo...

Ahora bien hablemos de las fotografías que tomo en el Zócalo, por lo que he visto en internet,periódicos, revistas no me parecieron nada extraordinarías, creo que Spencer Tunick desaprovecho la oportunidad de tener a 20 mil personas, además considero que ha tenido mejores fotografías como en
Valencia o en una donde estan las pesonas en las escaleras eléctricas. Ahora tenemos que esperar sus fotografías de la Ciudad de México.
ATTE: CUQUITA un fuerte abrazo, bueno muchos