domingo, 20 de enero de 2008

cuarto

EL cuarto era bastante estrecho, no había tele ni estéreo, tampoco una computadora, sólo juegos de mesa y a apartir de las nueve y media se desconectaba la toma princpal, no había nada, sólo la cámara y unas cajas de cerillos enormes de madera . la picina tenía años cerrada y ahora era un depósito de chatarra, fierros, refris de una sola puerta, ahí encontré el triciclo rojo de la que siempre me gustó.

el ipod había dado la carga días atrás, además aunque tuviera carga, para los cuatro era muy poco un par de audífonos. Alguien robó un sotol y alguien más le sumó un cerillo encendido, yo saqué las fotos, alguien más cuidaba la puerta...











2 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola!!!las niñas de tú portada me dan muchísima tristeza, me gustaba más la otra.
Después de los hechos ocurridos, ojalá no te vuelvas un pirómano ja,ja,ja.
Muchos saludos. ATTE: CUCA

Pequeña Saltamontes dijo...

Muy buenas las fotos.

Suena a una aventura.