martes, 26 de febrero de 2008

Ningún hombre es una Isla,

Ningún hombre es una Isla,

Entero en sí mismo; todo hombre

Es un pedazo del Continente,

Una parte de Tierra Firme; si

El Mar se llevara un Terrón,

Europa perdería un Promontorio

Como si se llevaran la Casa

De sus amigos o la tuya propia.

La Muerte de cualquier hombre me disminuye

Porque soy parte de la Humanidad; y

Por eso nunca procures saber

Por quién doblan las campanas:

Doblan por ti.

John Donne

(1573-1631)

4 comentarios:

Pequeña Saltamontes dijo...

Ahora estudian una nueva teoría que dice que todos estamos conectados.

Pero eso es sabido y lo han dicho muchas personas, como el autor del contenido de tu entrada.

Qué afán de darle explicación científica a todo.

Cndjon dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Cndjon dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
animalex dijo...

¿De esta poesía Hemingway utilizó la última parte para su novela?