lunes, 25 de agosto de 2008

Piedra, papel o tijeras


Stendhal se desmayó cuando conoció la capilla sixtina y dijo que la belleza que contenía dicho lugar era tan impactnate que ni la propia conciencia soportaba la manifestación.

Otros han hecho de este lugar un sitio de reflexión y otros tantos de adoración, lo cierto es que postrarse en la misma postura por siglos y siglos es sin duda aburrimeinto.

Un buen día, Dios le propone a Adán un juego, si Dios gana Adán se queda sin calzones, si Dios pierde no pasa nada porque es Dios, Adán acepta pues no tiene nada mejor que hacer, aquí las pruebas





No hay comentarios: