lunes, 23 de marzo de 2009

El popot

El popot
-¡Lotro día enls Cabos nspusíms pedismas, talamádr! –dice La Cachetona
Le pongo así para diferenciarla de La Dientona y La Cola de Ballena (que que se llama así porque era de las que gustan que el elástico de su pantaleta se salga del jean, lo mismo que la mitad de sus nalgas, fenómeno conocido como “cola de ballena”).
Todo a gritos, ostentosos, autocelebratorios. La gente que serpentea ante el mostrador de Aeroméxico las mira, espantada, dándoles gusto, salpicada de sus risitas aguditas de ratoncitas con coliquitos.
-¿Stalamádr? –pregunta La Dientona.
-¡Mcai, statrás, stalamádr!
-¿Stalamá o sólo pedísmas? –pregunta La Cola de Ballena.
-Bué, sea... ¡¡¡PEDÍSMAS!!!
-¡Ji ji ji ji ji ji ji ji ji ji ji ji ji ji ji ji ji ji ji ji ji ji ji ji ji ji ji ji ji ji ji ji ji, pt, ji ji ji ji ji ji ji ji ji ji ji ji ji ji ji ji ji ji ji ji ji ji ji ji ji ji ji ji ji ji ji ji!
Quince, dieciséis años, peroxidadas, refundas en camisetas que tienen la marca por fuera con letras enormes y arrastran maletas que tienen la marca por fuera con letras enormes.
-¡Pseske, pt, había puro champón! –dice La Cachetona.
-Déjam cirte: “¡Auas cnel champón, uey!” sea –dide La Dientona.
-¡Puro champón! ¿Tkai? ¡No masks! –dice La Cola de Ballena.
-¡Ké peda! –dice La Cachetona.
-¡Pt! –dice admirativamente La Cola de Ballena.
-¡La mañana sguiente dije, sea, “Ké pedo, kién me trajo, sea, pt” ¿ya sascómo? ¿ni sas keón ni ké pedo? sea, “¿Kice?”, y tú, ps, nadsea, ni te acuers nimá niná.
-¡Pt! ¡Seak ni tkuerds ni keón? –dice La Cola de Ballena.
-¡Na, uey, blanco, nada, sea, NADA, sea kpedo! –confirmó La Cachetona.
-¡Ji ji ji ji ji ji ji ji ji ji ji ji ji ji ji ji ji ji ji ji ji ji ji ji ji ji ji ji ji ji ji ji ji, pt, ji ji ji ji ji ji ji ji ji ji ji ji ji ji ji ji ji ji ji ji ji ji ji ji ji ji ji ji ji ji ji ji!
-¡Pt!... -concluye filosóficamente La Dientona.
-¿Sas kuán sas kestás bien pero, sea, bien peda? –preguntó La Cola de Ballena.
-¿Kuán?
-¡Kuandno le atinas al popote uey! Sea, kuan ves al popot y lo kiers garrar con la bok y ¿NO LE ATINAS uey? y ves el pinch popot aí frentdetí y lo ves, sea “pinch popot”, y ¿abres la bok y no le atinas? ¿y no lo pueds garrar y dices “¿Keón, sea, che popot?”? Sea, “¡Tate kiet, uey, che popot te la bañas!” ¿y no pueds y no pueds?… Pus esa pamí es la señal dekstoy bien peda, pero peda, sea ¡BIEN PEDA!
-¡Ji ji ji ji ji ji ji ji ji ji ji ji ji ji ji ji ji ji ji ji ji ji ji ji ji ji ji ji ji ji ji ji ji, pt, ji ji ji ji ji ji ji ji ji ji ji ji ji ji ji ji ji ji ji ji ji ji ji ji ji ji ji ji ji ji ji ji!
-¡Che popot!
-¿No garras el popot? ¡Tas BIEN PEDA!
-Pt...
-¡EL QUE SIGUE NEXT!


EL CUENTO ANETRIOR ES DE GUILLERMO SHERIDAN, a quien Ud puede encontrar y leer en casi todos los números de la revista Letras Libres

Niño matón

A sus 13 años de edad, Rosalío Reta hizo el equivalente a los estudios de secundaria en un rancho del norte Tamaulipas, donde soldados desertores del Ejército le enseñaron a disparar con precisión pistolas 9 milímetros y rifles cuerno de chivo.

En “la primaria”—cursada en calles bravas de las ciudades fronterizas de Texas— ya había aprendido a vender droga y a matar.

El pasado 13 de marzo, luego de recibir una sentencia de 30 años de cárcel por uno de los 20 homicidios en los que, según la Agencia Antinarcóticos de Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés), estuvo involucrado durante su breve pero vertiginosa carrera delictiva como miembro de Los Zetas.

Rosalío repitió ante la Corte de Laredo, Texas, lo que ya le había dicho al agente de la DEA Roberto García, cuando se conocieron: “Pensé que era Superman. Me encantó hacerlo, matar a esa primera persona. Después trataron de quitarme la pistola, pero era como quitarle un dulce a un niño”.

De acuerdo con la investigación estadunidense, el niño Rosalío Reta formaba parte de una célula criminal del cártel del Golfo junto con otros dos menores de edad: Gabriel Cardona y Jessie Hernández.

Hoy en día, Cardona también está preso en una cárcel de Estados Unidos, mientras que Hernández murió ejecutado en una celda, tres días después de que había sido capturado.

A los 13 de edad

A los tres los conocieron como Los niños Zetas en el mundo policial de esta frontera noreste de México y son hasta el momento los gatilleros más jóvenes que han sido detenidos y procesados por homicidios múltiples.

La semana pasada, cuando concluyó el juicio contra el niño Rosalío Reta y se conocieron más detalles de sus andanzas, no quedó duda alguna del intenso paso de los jóvenes sicarios por el mundo criminal, donde ganaban un sueldo semanal de 500 dólares y “bonos” hasta de 50 mil para los tres, cuando realizaban “trabajos especiales”

Rosalío, quien nació el 27 de julio de 1989, es el más pequeño de 10 de hermanos que crecieron en Houston, Texas.

Desde los 12 años de edad comenzó a vender droga en Estados Unidos, y cuando tenía 13 años cometió su primer homicidio.

De ahí en adelante no paró hasta que en mayo de 2006 fue detenido en el municipio de Santiago, Nuevo León, luego de participar en dos matanzas de narcos rivales de Los Zetas.

Tras una breve estancia en el Consejo Tutelar de Menores de Monterrey fue extraditado a Estados Unidos.

A la reciente condena de 30 años que recibió por el homicidio del empresario Noé Flores, se le sumaba ya otra de 40 años. Aún quedan otros cargos pendientes de resolverse.

Los tres automóviles Mercedes Benz en los que se desplazaba por la frontera, es un hecho que Reta no podrá ver sino hasta dentro de mucho tiempo.

Poca tolerancia

¿Cómo piensa un sicario de 13 años de edad que forma parte de Los Zetas? De acuerdo con un estudio psicólogico practicado a Reta durante su corta estancia en la cárcel para menores de Monterrey, este joven tiene “baja tolerancia a la frustración, por lo que tiende a reaccionar con violencia al enfrentar cualquier problema”.

Reta no tiene posibilidad de integrarse de nuevo a la sociedad, dice de manera tajante el informe consultado, donde se le diagnostica un “trastorno disocial de la personalidad que reduce sus recursos de adaptación”.



En el documento se describe que Reta tiene tatuado un código de barras en la nuca, así como también un diablo y dos calaveras en el brazo izquierdo, a la altura del codo.

Otro tatuaje de Reta, el cual también tiene G

abriel Cardona, es el de unos ojos sobre los párpados, los cuales causan la impresión de que Reta está mirando a pesar de que tiene los ojos cerrados.



“Nunca había visto algo así. Y vaya que aquí llegan de todo tipo de tatuajes raros, pero nunca nada como eso. Sí daba algo de miedo el muchacho”,

“No era muy alto, ni tampoco se veía muy fuerte. Era un chamaco”, dice.


Contra Civiles

Antes de las granadas lanzadas en las pasadas fiestas del Grito de Independencia en Morelia, Michoacán, hubo otro ataque del crimen organizado contra civiles en un lugar público.

La madrugada del 15 de mayo de 2006, un comando

entró al céntrico bar El Punto en San Nicolás de los Garza, Nuevo León, y lanzó dos granadas de fragmentación a la pista del sitio, matando a cuatro personas e hiriendo a una veintena más. Ninguno de los muertos y de los lesionados tenía vínculos con el crimen organizado.

Los responsables del atentado eran miembros de la banda de Los Zetas que buscaban a un joven sicario de la Mexican Mafia que trabajaba para el C

ártel de Sinaloa, y que era conocido como El Danny Boy.

Según las investigaciones estadunidenses concluid

as la semana pasada, en ese atentado narcoterrorista participó Rosalío Reta, quien en ese en

tonces tenía solo 16 años de edad.

De acuerdo con el testimonio que brindó Reta a la DEA, Miguel Ángel Treviño, uno de los jefes de Los Zetas, se había molestado por lo aparatoso del operativo y sobre todo, porque el comando había fallado en su objetivo principal, que era liquidar al Danny Boy.

Días después, otra célula de Los Zetas encontró al Danny Boy y lo mató de 40 balazos en el rostro.

Capturas y entregas

A Rosalío y a los demás sicarios que habían fallado, los mandos de Los Zetas ordenaron retenerlos en una finca de las afueras de Monterrey.

Reta se escapó y, según el informe, fue detenido casualmente por la policía local, luego fue trasladado a la SIEDO en la Ciudad de México. Posteriormente regresó al consejo tutelar y finalmente fue enviado a Estados Unidos.

Algunos funcionarios policiales de Monterrey aseguran que no hubo tal detención circunstancial y que Reta se entregó a las autoridades mexicanas para que fuera extraditado a Estados Unidos, ya que temía que Los Zetas lo mataran.

“De lo que sí no hay duda es de que es un matón”, dice el trabajador social del Consejo Tutelar de Menores de Monterrey que lo conoció. “¿Cuántos no andarán por ahí, así como él?”, pregunta.

Diego Enrique Osorno/ Monterrey, N.L.





fuente: PERIÓDICO MILENIO

sábado, 21 de marzo de 2009

Gengis Khan


La tarea de Gengis Kan fue unificar a las tribus nómadas de Asia, cuando lo logró decidió entrar a China para aprovechar las grandes extensiones de tierra y pastizales, sus caballos si bien no estaban famélicos si requerían de cantidades inconmensurables de comida para soportar al ejercito de los “amarillos”. La gran muralla ya estaba muy avanzada, hablamos del siglo xiii y la construcción de la misma comenzó en el vi. Al norte de china muy cerca de Manchuria la resistencia china fue la más fiera, Gengis Khan y su ejército encontraron una barrera impenetrable, el genio bélico se hizo presente y el general Khan negoció con el férreo pueblo chino su retirada.

- si ustedes nos dan todas las aves de su pueblo en grandes jaulas, nosotros dejaremos sus tierras y nunca los volveremos aceptando nuestra derrota.

Los chinos lo pensaron varios días y aceptaron el trato que les proponía el mongol.

Ese día todo el pueblo salió alegre a la cacería de aves, las bajaron de los árboles, las sacaron de sus nidos, hicieron trampas, incluso capturaron aves de corral, silbaron por los bosques buscando aves escurridizas y pequeñas.

El jefe de los chinos se presentó ante Gengis Khan.

-aquí están las aves, son todas las de nuestro pequeño pueblo, ahora toca la retirada.

-Khan asintió, se dio la vuelta y le repartió entre sus hombres las jaulas llenas de aves. Los miró gritó algo, era la señal. Encendieron las jaulas, abrieron sus puertas y dejaron escapar a las asustadas aves que sólo pudieron posarse en los árboles, los techos y los corrales del pueblo. Todo ardió en segundos. Khan invadió otra ciudad.

eso SOMOS


Aristóteles dividió los bienes de la vida en tres grupos: Los exteriores, los del alma y los del cuerpo. Schopenhauer los toma y hace una nueva reducción fundamental para comprender los bienes mundanos, en este caso nos servirán para observar la influencia que se establece entre los humanos y la dicha o su desdicha:

Lo que uno es: la personalidad en el sentido más amplio. Por consiguiente, también se incluye la salud, la fuerza, el temperamento, el carácter moral y la inteligencia y su desarrollo.

Lo que uno tiene: bienes y posesiones de toda clase.

Lo que uno representa: bajo tal expresión entendemos lo que se es en la representación de los otros, cómo se lo representan a uno los demás lo cual depende de la opinión en que nos tengan, y se divide en honor, rango y fama

Obama odia a los gatos

EL NUEVO PRESIDENTE DE LOS ESTADOS UNIDOS DE NORTEAMÉRICAY QUE TANTO REVUELO MEDIÁTICO A CAUSADO ES UN VERDADERO GRINCH.

ME RECUERDA AL DOMOKUN


AQUI EL MOTIVO POR EL CUAL DECLARO:

OBAMA ODIA LOS GATOS



La importansi de pronunciar CS

Wilde decía que llamarse Ernesto era importante, lo judios están convencidos de que todo depende del buen nombre, así, llamarse Jacobo será diferente que ser Abraham; de hecho Gógol, el ruso olvidado, lo explora en su novela "el abrigo".

Los mexicanos sabemos que no es lo mismo decir: huele a traste, que atrás te huele. La cómoda de tu hermana que acomódame a tu hermana, etcétera. el caso es que hace unas pocas semanas conocí a una persona que se ha convertido en alguien con quien me encuentro frecuentemente.

Ese día llovía, llegué a la casa y me esperaba en la puerta, le pregunté como llegó antes que yo, me respondió que tomo un carro de sitio para evitar el aguacero.

-si está mal pedo la lluvia - dije-

-Por eso tomé un taTSi -respondió-

- un que?

-un taTSi.

-Ah, y que tal te fue?

-pues divertido el taTSita venía escuchando la radio a todo volumen

-jajaja

- Sí, en el taTSi se escuchaba las canciones de banda MaTS


Aquí no soporté más y reí mucho, mucho en serio, casi hasta caer, pero me controlé... ahora no le puedo decir por su nombre, todos se refieren a ella como la TUTSI